Mucho más que una moda: Oportunidades de la industria Smart City

Escrito por: Lucía Bellocchio

Colaboradora de iiGOBinn desde Londres. Especialista en Smart Cities, movilidad urbana y sostenibilidad

Diversos estudios sostienen que el mercado de las soluciones Smart City crecerá sostenidamente a un ritmo de más de 22% anual hasta 2026. Las estimaciones surgen de análisis de las principales consultoras del mundo, que relevan segmentos como atención médica, telecomunicaciones, educación, medios y entretenimiento, movilidad y micromovilidad, servicios públicos y gobierno.

Con miras a la adopción de telecomunicaciones 5G y la internet de las cosas (IoT) las soluciones basadas en tecnología digital darán un salto de calidad en los próximos 5 años, ya que combinarán de manera efectiva disciplinas como big data, analítica y data mining, sistemas de almacenamiento en la nube, seguridad y ciberseguridad, inteligencia artificial y varios tipos de conectividad.

Cifras contundentes

En 2020, el tamaño del mercado mundial de ciudades inteligentes se estimó en más de 98 mil millones de dólares.

Sobre esa base, tomando sólo el sector público, en la medida en que a cada proceso de gestión de la información se le aplican, por ejemplo, técnicas que responden al paradigma de las decisiones basadas en evidencia (o data driven) se incorporan sistemas de automatización de respuestas que utilizan tecnologías de procesamiento del lenguaje natural.

Así, para 2028, se estima que el mercado de las soluciones inteligentes para los conglomerados urbanos rondará los 156 mil millones de dólares que serán los responsables de la generación de empleo y le imprimirán dinamismo, principalmente, a las economías de la Unión Europea, Estados Unidos y China; aunque Singapur, Corea del Sur, India y Japón también forman parte del lote de países y ciudades que han puesto a las soluciones Smart en el norte de su gestión.

El crecimiento del PBI mundial por encima de la media histórica (5,9%) verificado el año pasado, da sentido a las previsiones señaladas en el párrafo anterior, en tanto que para este año se espera una desaceleración pero la tendencia sigue en alza, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para comprender el auge de las Smart Cities hay que tomar en cuenta que todos los estamentos gubernamentales de los países desarrollados, luego del COVID, están incrementando puntos de sus presupuestos en esta clase de soluciones, especialmente gracias a la inyección de capital por parte de los Bancos Centrales nacionales y las entidades multilaterales de crédito.

Desde la perspectiva empresaria, mientras que el 69% de los líderes de firmas nativas digitales sostienen que hubo un aumento en los ingresos de su negocio en 2020, el 53% de las organizaciones analógicas vieron una caída en las ganancias; la tendencia a invertir en soluciones con ‘enfoque Smart’ se verificó de igual manera en el sector público, por ejemplo, en Alemania, donde se destacan Berlín, Colonia y Munich.

Perspectivas de inversión, desarrollo y empleo

No obstante, al tomar datos globales es posible discernir entre las ciudades que invertirán grandes sumas en el diseño y puesta en marcha de soluciones a medida, y aquellas -generalmente en mercados emergentes- que incorporarán tecnologías genéricas, como plataformas virtuales.

De hecho, al comparar las cifras se observa que las empresas multinacionales que brindan infraestructura digital incrementarán sus ingresos comparativamente más que las desarrolladoras medianas gracias a la adopción de soluciones ‘de molde’ en vez de ‘trajes a medida’.

La robustez de las propuestas SaaS (Software as a Service) de empresas como Amazon, Oracle, Microsoft, Google y otras, ofrece suficiente respuesta a la demanda de conectividad de países asiáticos tanto como latinoamericanos, por lo que en esas regiones es poco frecuente que se opte por desarrollos únicos.

En otras palabras, el segmento de las plataformas de gestión de conectividad crecerá proporcionalmente más que el desarrollo de inteligencia artificial o cloud computing a medida, porque las gigantes tecnológicas ofrecen reducción de costos adicionales y gastos generales operativos.

La demanda de talentos vinculados con el desarrollo de software, el análisis de datos, estadísticas en tiempo real, automatización de procesos, seguridad informática, soporte etcétera, crecerá en forma proporcional, especialmente en países que luego del COVID han visto mermadas sus fuerzas productivas.

Asimismo, dada la importancia vital de las personas en el ‘enfoque Smart’, se valorará especialmente a quienes posean capacidad para mejorar la experiencia de usuario en cada servicio. Desde luego, diseñadores UX/UI, pero también, por ejemplo, personal de turismo que pueda captar nómadas digitales dispuestos a elegir el mejor destino para trabajar y disfrutar al mismo tiempo.

A destacar: las soluciones con enfoque Smart nacen imaginadas para entornos VICA (volátiles, inciertos, complejos y ambiguos). Por lo tanto, la capacidad de adaptación de quienes trabajen en relación de dependencia, tanto como la creatividad para resolver problemas nuevos con metodologías ágiles, son un plus. Estas cualidades son valoradas sobre todo en la industria del software, clave en el desarrollo de soluciones inteligentes.

Además, de la mano de los cambios en la matriz productiva de las ciudades, las Smart Cities buscarán cada vez más emprendedores. Quienes estén dispuestos a lanzar sus propias startups, o pensar nuevos negocios vinculados con las soluciones urbanas, podrán abrirse paso en los nuevos conglomerados cuya población crecerá y desafiará el uso del espacio público, los servicios, y el ocio.

Finalmente, en la medida en que las plataformas digitales se afirman como ejes de la economía inteligente, el trabajo bajo demanda estará a la orden del día. En las principales ciudades inteligentes, todos los oficios vinculados con el hogar pueden contratarse desde sitios web: albañiles, electricistas, etc. Pero las tareas específicas corresponden al desarrollo digital punta a punta: programación, back-end, front-end, ingeniería informática, y otros.

Los KPIs del enfoque Smart

  1. El transporte inteligenteMovilidad y micromovilidad Smart.Surgió como el segmento de aplicaciones prometedor y generó una mayor participación en los ingresos. Los crecientes problemas de congestión del tráfico como resultado de la rápida urbanización, junto con la necesidad de modernizar la infraestructura de transporte público, están impulsando la expansión del mercado tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados de todo el mundo.
  2. Gobierno Inteligente. En términos de gobernanza inteligente, el segmento de vigilancia de la ciudad representó la mayor parte de la cuota de mercado en 2021. La creciente preocupación por la seguridad y la protección pública está fomentando el uso de sistemas de gestión de video y cámaras IP a nivel global.
  3. Energías limpias con gestión Smart. En materia de servicios públicos inteligentes, el segmento de gestión de energía impulsó el mayor crecimiento para el mercado mundial de ciudades. El análisis de los datos de consumo de energía, la identificación del potencial de ahorro de electricidad y el seguimiento del progreso y las mejoras continuas de la red son características clave que brindan la mayoría de las soluciones en la materia.

El enfoques Smart es mucho más que una moda

En resumen, toda la información disponible señala que los próximos años dejaremos atrás definitivamente el COVID-19 pero la vida urbana será cada vez más híbrida, dadas las lecciones aprendidas en este período de pandemia.

Ese es el efecto acelerador destacable de los enfoques Smart, además de la evolución constante de las tecnologías y la tendencia, creciente en todo el mundo, a concentrar más densidad de población en las ciudades.

Las claves para un mejor posicionamiento de las gestiones locales, tanto como la inversión de capital y la inserción en el mercado laboral, se conjugan alrededor de tecnologías como la computación en la nube, el análisis de big data y el IoT que permiten que la conexión y procesamiento de información estén cada vez más presentes en nuestra vida.

Sobre esa base, la «inteligencia artificial» seguirá simplificando tareas rutinarias y generando más interacción entre humanos y máquinas. Además, se espera que el desarrollo de mercados aliados, como los vehículos eléctricos y las energías renovables, contribuya significativamente al crecimiento del ecosistema Smart en todo el mundo.

El enfoque Smart se afirma definitivamente como una oportunidad de negocio, gestión estratégica y empleo, y en Trend Smart Cities seguimos las tendencias, conocemos las herramientas y sabemos cómo hacerlo.