Imagen Justicia Digital

Derecho y tecnología: una visión de futuro al virtual lawyering

Escrito por: Concepción Campos Acuña

Colaboradora de iiGOBinn. Doctora en Derecho, Directiva Pública Profesional y Secretaria de Administración Local en España.

Virtual Lawywering. Ese era el tema de la mesa con la que, tras la magnífica intervención de Ari Kaplan y su “botella de agua” se abría la jornada plenaria del Legal Management Forum 2022, el evento legal de referencia, y en la que he tenido la oportunidad de compartir análisis con dos referentes del sector, José Pérez, Director del Área de Tecnología e Innovación de Uría Menéndez y Andy Ramos, Socio de Pérez-Llorca, moderados por Cristina Retana, Directora de Innovación y Contenidos de la Ley y en la que analizamos algunas cuestiones que resumo a continuación.

¿Qué tipo de actividades internas de los abogados son más susceptibles de “virtualizarse” y por tanto, optimizarse gracias a la tecnología?

¿De qué hablamos cuando hablamos de virtual lawyering? Partimos del ejercicio virtual de la práctica jurídica, de un ámbito en el que la premisa debe ser que las máquinas deben hacer todo aquello que pueden hacer, y además lo harán mejor. Uno de los retos de la transformación digital es la gestión del dato, el procesamiento masivo de datos, algo en lo que claramente nos superarán las máquinas.

Pongamos dos ejemplos. Por una parte las herramientas de Legal question answer, para  codificar conocimientos y reglas de inferencia, entrenar al sistema mediante ejemplos ajustados a las necesidades específicas del usuario en los que se conecta la información de entrada y la respuesta deseada (output) y que dan lugar a la “minería de argumentos” o argument mining. En segundo lugar, la Codificación predictiva, que permite analizar grandes volúmenes de información electrónica procedentes de cualquier tipo de fuente y en cualquier tipo de formato digital e identificar la más relevante en el contexto de un determinado proceso judicial de una manera mucho más efectiva y rápida que cualquier equipo de abogados. Su uso en litigio es admitido ya en países como Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Irlanda o Canadá como un medio válido para satisfacer su obligación de discovery del material relevante para el proceso (sobre este tema puedes ampliar información en el siguiente enlace.

Procesos de RPA, flujos de trabajo, gestión de contratos, las posibilidades son infinitas, pasemos al virtual lawyering todo lo posible , con herramientas como ROSS y liberemos a los equipos legales de tareas mecánicas, repetitivas y automatizables para que añadan valor de innovación a sus tareas.

Concepción Campos reunida

En la imagen. Andy Ramos, Cristina Retana, José Pérez y Concepción Campos.

¿Qué se puede hacer para facilitar el cambio cultural que requiere esta transformación? ¿Qué cambios, a priori, complicados, os ha funcionado mejor gracias a que el usuario ha aceptado y apoyado el cambio?

He visto cosas que no creeríais. La respuesta a esta cuestión desde un ámbito como el público, impermeable al cambio por una serie de factores que lo caracterizan, empezando por una clientela cautiva y acabando con un capital humano con sueldo nescafé que dificulta la creación de incentivos, debe ser poner en el centro a las personas, acompañarles en el proceso y que entiendan en qué les afecta el cambio y qué mejoras o ventajas les supone. 

Paso del sello de caucho a la tramitación íntegramente digital, con metadato e interoperabilidad, en un sector, el público, no es sencillo, y por supuesto no es un tema tecnológico, o al menos no sólo tecnológico, la falta de habilidades y problemas organizativos son el verdadero obstáculo a una transformación que es mucho más que digital, es una transformación cultural, de lo contrario nos encontraremos ante una nueva burocracia, la burocracia digital.

Se viene hablando mucho de Inteligencia Artificial, pero ¿qué experiencias concretas pueden citarse que hayan ayudado a esa virtualización de la función legal?

En el ámbito de la gestión pública (y también privada) la Inteligencia Artificial tiene, en mi opinión, dos grandes oportunidades. La primera, en cuanto a la personalización de los servicios, al tayloring, los datos nos permitirán diseñar “servicios boutique” a medida de las necesidades de los clientes, de las personas, teniendo tiempo para dedicarnos a conocerlos mejor y a profundizar en el trato personal (la paradoja de la tecnología), y así responder de la mejor manera posible a sus necesidades. 

La otra, la gestión de riesgos, el Compliance, en el sector público existen ya algunos ejemplos como Arachne en la Unión Europea o SATAN (vaya con el nombre, acrónimo de Security Administrator Tool for Analyzing Network) herramienta introducida en un sistema de alertas tempranas, y con los que se pretende trabajar en la prevención y lucha contra el fraude y la corrupción. 

Por supuesto sin olvidar todas las posibilidades que el machine learning o deep learning, y la analítica predictiva. Ahora bien, nota al pie, todavía queda mucho por hacer, concluir el proceso de transformación digital es básico, si no creamos un entorno abierto donde los trabajadores y la tecnología trabajen conjuntamente, no podremos llegar a aprovechar todo el potencial de la Inteligencia Artificialdespués vendrá todo lo demás (sobre los posibles usos en la gestión pública más información aquí y aquí.

Finalmente, la gran pregunta,  una predicción. Si repitiéramos esta mesa dentro de 5 años, ¿qué va a tener mayor grado de implantación en esa virtualización de la función legal?

Como buena gallega que soy la respuesta tenía que ser “depende”. Es una pregunta difícil ejercer de pitonisa, quizás en 5 años nos veamos de nuevo en el Legal Forum pero como hologramas…. Ahora que ya se habla de juez robot, abogado robot, las profecías legales parecen estar más orientadas al procesamiento y manejo masivo de datos, a incorporar las tareas virtuales en la gestión diaria de los despachos, es fácil echar a volar la imaginación, pero a mí me gusta ser realista y por eso creo que la mejor predicción es la que se convierte en realidad, así que comencemos el cambio:  “hecho mejor que perfecto”. 

Y para perfecto el Legal Management Forum, el evento legal de referencia que organizado por Inkietos y La Ley ha sido todo un éxito de convocatoria, reuniendo a los mejores expertos del sector, permitiendo analizar las tendencias de futuro y compartiendo las experiencias de actualidad, con encuentros y reencuentros de excepción «surfeando la ola» en condiciones, gracias por la invitación y nos vemos en el Legal Management Forum 2023¡¡

Para más información puedes leer la magnífica crónica en Cinco Días y en el Diario La Ley.

PD. Una versión de este artículo fue publicado en el blog de Concepción Campos el 23 de octubre de 2022.